facebook Facebook  |  twitter Twitter  |  youtube YouTube   Flickr 

| sobre web  Suscríbete a nuestro boletín  

 

Proyecto Solidario 2015 en los Colegios BVM

Este curso 2014-2015, el Proyecto Solidario de los Colegios BVM gira en torno a la realidad de las niñas en India, especialmente en las zonas más desfavorecidas de Calcuta, donde Fundación Mary Ward financia diversos proyectos.


Los colegios trabajarán este año sobre la iniciativa 'Rainbow Proyect', que tiene como objetivo garantizar el derecho a la educación de las niñas sin hogar. Especialmente de las niñas adivasi, pertenecientes a grupos tribales que históricamente han sufrido una enorme discriminación y que ni siquiera tiene la condición de casta. Se encuentran así triplemente discriminadas: a su condición de adivasi se suma el hecho de ser mujeres y, además, menores de edad.
El proyecto, que nació en 1985, consiste en utilizar las instalaciones de los colegios para acoger a niñas de la calle que no están escolarizadas, y ofrecerles apoyo académico y personal. Con este sistema, revolucionario entonces y todavía hoy, se consigue un doble objetivo. Por un lado, garantizar la educación de las chicas de la calle, y por otro, romper una de las barreras más férreamente establecidas por el tradicional sistema de castas, ya que el proyecto establece la participación de los alumnos de 'clases altas' en el programa de apoyo escolar a las menores sin hogar. A lo largo de los años, se ha convertido en una experiencia tan exitosa que el propio gobierno indio empezó a implantarla en otros centros educativos. Además, ha recibido un amplio reconocimiento social en varios países del mundo, incluido España, donde recibió en 2014 el Premio Territorios Solidarios BBVA.
Uno de los casos concretos de este proyecto es el del Colegio Loreto Day en Sealdah. Un centro educativo localizado en una de las áreas más pobladas de Calcuta, encajonado entre una estación de tren y un mercado, en medio de una megaurbe con un crecimiento urbano descontrolado en la que más de un millón de personas no tiene hogar fijo: malviven como pueden en los andenes, en las aceras, debajo de lonas en medio de la calle o en unos slums cada vez más poblados y degradados.
El colegio recoge a las niñas de las calles, las zonas rojas (mercados donde son vendidas para prostitución) o las áreas marginales que se enfrentan a la discriminación de género, la trata con fines sexuales, la explotación laboral o cualquier otro tipo de abuso. Una realidad muy presente en Calcuta, que también ha provocado la intervención del Mary Ward Social Centre.

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo