Mary Ward nos legó la espiritualidad de una mujer profunda e íntimamente ligada a Dios. Las personas que la seguimos deseamos imitar sus pasos y “encontrar a Dios en todas las cosas” cada día. Hoy, continuamos reflexionando a la luz de esa espiritualidad sobre el mundo en que vivimos y cómo vivimos en él.

La gran familia de Mary Ward hoy no se compone solamente de miembros del instituto o congregación que ella fundó, el IBVM y la CJ, sino que es mucho más amplia. Consta también de hombres y mujeres que buscan iluminar su camino de cada día con la luz de la espiritualidad y el ejemplo de Mary Ward.

Gracias a todas y todos los voluntarios y colaboradores de esta gran familia, podemos ofrecer aquí una serie de aportaciones y reflexiones que es amplia, diversa, plural y versátil, como el grupo de personas que lo lleva a cabo.

Para este curso 2018/2019 tomaremos pensamientos de grandes mujeres de la historia que han hecho avanzar y crecer a la humanidad y reflexionaremos sobre estas ideas a la luz de la espiritualidad de Mary Ward, tal y como la sentimos cada uno y cada una de nosotras, que somos únicas y diferentes.

 

botn suscripcin

 

Wislawa Szymborska

“Todo principio no es más que una continuación” se condice perfectamente con aquello de Mary Ward “Todo comienza por el deseo” y “Nada sucede por azar”. Nuestra vida es esto: solo animarnos a comenzar y lo demás se va dando. Mary Ward se animó y tuvo el coraje, la “parresia” la cual nos detalla el Papa Francisco en G.E.; y sólo tienen verdadero coraje los que en Dios se confían y dejan aflorar los dones que Él les regalo para ponerlos al servicio. A nuestra Mary tampoco le faltó el sentido del humor, fiel hija del mártir inglés de su tiempo Tomas Moro gozaba de esta madurez propia de los santos y de gran libertad: Una vez que el arzobispo de Canterbury quería conocerla y había dicho de ella que era “peor que seis jesuitas juntos”; ella fue a visitarlo y como no lo encontró dejó escrito su nombre en el vidrio para que se anoticiara que ella estuvo allí para evacuar sus dudas y curiosidad. Esta mujer al igual que Wislawa, al final de su vida terminó con un poema: “¿Por qué están tristes? Vamos a cantar y alabar a Dios” “Que Jesús diga AMÉN”.

#WislawaSzymborska #Polonia #PremioNobel #Literatura #MaryWard #EspiritualidadMaryWard #GrandesMujeres #MujeresMaryWard #IBVM #Libertad #Humor #Alegría #Sinceridad

Nuestra espiritualidad

 


 

contacto espanola   contacto red   contacto enelemundo